OHIOS

Ohios son unos privilegiados por el mero hecho de haber empezado a escuchar música desde tan jóvenes. Su acceso a esta disciplina, de bien seguro que ha sido mucho más fácil que a los grupos que les preceden y eso los convierte en alumnos aventajados. Recuerdo haber descubierto a uno de estos chicos hace unos siete u ocho años, cuando él tan sólo acababa de entrar en la pubertad. Ahora tampoco quiero parecer su tía, pero he de reconocer que no podía entender como un chaval a esa edad podía estar escuchando con tanto entusiasmo grupos tan distintos como Wilco, Sonic Youth, Liars, Battles o Deerhunter.
Pues resulta que el tiempo ha pasado y este muchacho no era solamente una excepción, sino que le acompañaba una generación con los oídos bien abiertos. Ahora, con una media de edad que ronda la veintena, este cuarteto de Vic puede presumir de estar haciendo exactamente lo que quiere hacer y sonar tal y como quiere sonar. Han consumido toda la música que les han dejado, se han empapado de todo y después de una maqueta y muchas horas de ensayo, nos presentan su disco de debut “Faceless”.
Cantado íntegramente en inglés, Pau y Claudi nos explican sus inquietudes y deseos: Letras cotidianas se mezclan con eso que podríamos llamar mensajes ocultos: pequeñas historias que nos presentan a personajes desamparados, pesimistas y con una cara oscura o incluso sin rostro.
No le tienen miedo al vacío ni tampoco a las canciones largas de estructuras no convencionales. La instrumentación juega un papel muy importante en todas las canciones para romper las normas establecidas, llegando al punto de regalarnos incluso un par de canciones prácticamente instrumentales (a excepción de algún coro/grito). Lo único que podemos hacer es quitarnos el sombrero delante de este debut que, nublado por el pop actual, juega fantásticamente bien con el rock, la progresión y la emotividad que nos transporta directamente a la década en la que ellos nacieron: los noventa.
Prensa y contractación:
aleix@famelic.com
Distribución: info@famelic.com